6 read time

3 consejos para optimizar el espacio de teletrabajo de tus empleados

espacio-de-teletrabajo

El teletrabajo no tiene por qué significar dolor de espalda y falta de productividad para tus empleados. Sentarse en una mesita de esquina o en el sofá todo el día no es cómo, ergonómico, ni aceptable. Sin embargo, a algunas personas les resulta difícil (y con razón) organizar un espacio de trabajo adecuado en casa.


Garantizar las mejores condiciones de teletrabajo, incluida una instalación adecuada, para tus empleados es una nueva tarea para el empresario. Tanto para garantizar la salud y el bienestar de los empleados como para establecer una organización del trabajo dinámica y productiva en la empresa. Sí, como punto estratégico en la política de calidad de vida en el (tele)trabajo, he aquí algunos consejos para que los empleados estén sanos y satisfechos, incluso a distancia!.

 

1) Difunde estas buenas prácticas


Tener acceso a un entorno de trabajo óptimo es esencial para mantener una política de teletrabajo eficaz a largo plazo. Por ello, la empresa debe dar todas las claves a los empleados, tanto si teletrabajan parcial como totalmente, para configurar un espacio de trabajo en el que se encuentren cómodos y sean productivos.

Para concienciar a tus empleados de la importancia de una buena distribución del espacio de trabajo, puedes crear fichas de consejos y buenas prácticas para entregarlas a todos tus empleados que teletrabajan para orientarles en la distribución de su espacio y mejorar su comodidad. ¿Qué consejos puedes dar a tus empleados? Sigue esta guía.



Elegir el espacio adecuado


En primer lugar, la elección del lugar es muy importante. Elegir un espacio de trabajo tranquilo permite una mejor concentración. Elegir un lugar dedicado al teletrabajo, es decir, una sala cerrada y completamente dedicada a esta tarea, ayuda a favorecer la conciliación y a desconectar más fácilmente.


Lo ideal es favorecer los espacios luminosos, a ser posible cerca de una ventana, ya que la luz del día aumenta la motivación y tiene un efecto positivo en el estado de ánimo de los empleados. Si tienen un trabajo creativo, anímales a colocar objetos, fotos, marcos de inspiración u otros elementos que potencien su creatividad. 

 


Adoptar la postura correcta


Para evitar cualquier riesgo físico (visual o musculoesquelético) relacionado con el teletrabajo, asegúrate de asesorar a tus empleados sobre la mejor postura que deben adoptar. Esto comienza con la posición de la pantalla: los dolores de cuello o de espalda pueden aparecer rápidamente, por lo que la pantalla debe estar elevada a la altura de la silla para no forzar las articulaciones.

 

Pero todo esto solo es eficaz si has adoptado la postura correcta: ponte recto y sobre una silla, preferiblemente con cinco ruedas para mayor comodidad.

 

doble-pantalla-teletrabajoUna doble pantalla o un refuerzo de pantalla mejora significativamente la postura. 


¡Muévete!


Por último, anima a tus empleados a moverse cada 30 minutos. Cuando estamos sentados durante largos periodos de tiempo, perdemos la llamada curva lumbar de la espalda. Esto hará que los músculos de la espalda se estiren permanentemente y provoquen dolor. Así que no olvides transmitir este mensaje a tus empleados: muévete y cambia de postura con mucha regularidad.


Una idea que puedes probar: fomenta las reuniones rápidas (entre 15 y 30 minutos) por teléfono al aire libre, para que todos puedan estirar las piernas.

 

2) Proporciona las instalaciones necesarias

Tanto si se teletrabaja como si no, el objetivo es proporcionar a los empleados la mayor comodidad posible al mismo nivel que si estuvieran en la oficina para garantizar una buena productividad a lo largo del día y evitar problemas físicos. Sin embargo, en casa, tus empleados pueden no tener el equipo adecuado y algunos pueden encontrarse trabajando desde su sofá o (¡peor aún!) desde su cama... Y a la larga, las consecuencias negativas son inevitables.

 

De hecho, según estadísticas recientes, más del 85% de las enfermedades profesionales están representadas por los famosos TME (trastornos musculoesqueléticos). La ergonomía del espacio de trabajo a distancia es, por tanto, una necesidad absoluta. Es aconsejable equipar a los empleados lo mejor posible en función de sus necesidades y de su trabajo.

Algunos equipos esenciales para tener en cuenta son: 

  • Silla ergonómica
  • Mesa de oficina
  • Lámpara de escritorio
  • Ordenador portátil o de sobremesa
  • Auriculares
  • Ratón
  • Teclado
  • Segundo monitor si es necesarias.
  • Estanterías
  • Material diverso (cuadernos, libretas, bolígrafos, calendarios, etc.)
  • ¿Por qué no utilizar plantas? Sus propiedades calmantes tienen un efecto positivo sobre el estrés

    Pero,  ¿cómo se gestiona el presupuesto?

    Puedes definir un presupuesto individual para la elección e instalación de estos equipos. Así, cada empleado podrá equiparse según sus necesidades. Entre todas estas instalaciones, algunas (mesa, silla ergonómica, etc.) son susceptibles de ser conservadas por los empleados incluso después de dejar la empresa. Por eso puede ser más interesante definir una contribución del 50% por parte de la empresa.

 

New call-to-action

 

3) Piensa en alternativas

Cuando oyes la palabra teletrabajo, ¿piensas inmediatamente en trabajar desde casa?

 

El teletrabajo puede ser un ejercicio solitario, pero esta soledad puede crear a veces una sensación de aislamiento entre los empleados que necesitan contacto social. Por ello, algunos empresarios deciden dar a sus empleados acceso a espacios de coworking. De este modo, tienen en cuenta la necesidad de los empleados de desplazarse, de conocer a otras personas y, por qué no, de reunirse con los compañeros durante un día para trabajar en un proyecto, por ejemplo.

 

En Assessfirst, que ha optado por el teletrabajo a tiempo completo para todos los empleados, se ha creado un presupuesto anual individual para que los equipos puedan trabajar en espacios de coworking o reunirse varias veces al año. De este modo, cada uno puede organizarse como quiera.

 

El acompañamiento, la escucha y el apoyo financiero y material son necesarios para preservar la salud, el bienestar, pero también la productividad y la concentración de los empleados que teletrabajan. Por último, recuerda tomar regularmente el pulso a tus empleados para recoger sus sentimientos y necesidades, y así poder responder con facilidad.

 

Coral Aja

Por : Coral Aja