<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=2522377514460582&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

4 read time

Tres errores que deben evitar para que un programa de bienestar y deporte corporativo tenga éxito

errores que evitar

Si has decidido implementar un Programa de Bienestar y Deporte con la intención de unir a los empleados en torno a esta iniciativa, debes tener algo claro: existe el riesgo de que fracase.

Este artículo repasa los errores que se deben evitar si desea integrar el bienestar y el deporte en su empresa. Muchas empresas no logran llevar a buen puerto el proyecto y sucumben ante obstáculos que pueden evitarse fácilmente.

 

Si el proyecto aún está en sus primeras fases, si el número de empleados que se has sumado es pequeño o si las reacciones no están siendo positivas, probablemente sea porque ha cometido uno o varios de los siguientes errores.



Primer error: no incluir el bienestar y el  deporte en la estrategia corporativa global

 

Dejar que los empleados se valgan por sí mismos 

Algunas empresas han manifestado: «el proyecto no despega, aunque dedicamos los recursos para ello: distribuimos cupones deportivos a nuestros empleados a través del Comité de Empresa.» Este es un error clásico: pensar que proponer incentivos simplemente será suficiente para reunir a los empleados. Sin embargo, limitarse solo a proporcionar recursos solo convencerá a quienes ya estaban decididos y practican deporte habitualmente. Pasa por alto el objetivo principal: crear un impulso colectivo e inclusivo dentro de la empresa.

 

No aprovechar el proyecto de bienestar y deporte para reafirmar la visión y los valores de la compañía

Un proyecto de bienestar debe considerarse como un proyecto corporativo. Tanto los proyectos corporativos como el deporte, implican el mismo sentido de trabajo en equipo, un espíritu de competencia y asunción de riesgos.

 

Ya sea individualmente o en equipo, el deporte permite desarrollar cualidades y principios sólidos que reflejan los valores de la empresa. Por lo tanto, un proyecto de bienestar y deporte es una oportunidad para fortalecer la cultura de la empresa involucrando a todos los empleados.

 

Un proyecto de bienestar y deporte tiene un impacto corporativo

Un proyecto de bienestar y deporte debe considerarse como un proyecto con impacto corporativo. Se necesitarán algo más que incentivos para reunir a los empleados en torno a un proyecto de bienestar y deporte.

 

¿Cuántos proyectos no han logrado cumplir los objetivos establecidos porque la iniciativa de Recursos Humanos se contradecía con las exigencias de los jefes directos, poniendo a los empleados en una posición incómoda? UN EJEMPLO:

 

Recursos Humanos fomenta la actividad física regular y en grupo en determinadas franjas de tiempo predefinidas, pero el jefe directo tiene una opinión negativa al respecto porque teme una caída del rendimiento del empleado. Y así, presionan a los empleados para que reduzcan su dedicación a la  actividad física en el trabajo.

 

Sin el apoyo del directivo, el proyecto de bienestar y deporte está condenado al fracaso. Por eso es necesario tomarse el tiempo para convencer a todos. Y hay muchos argumentos que pueden utilizarse: fomentar el deporte en el lugar de trabajo aumenta la rentabilidad neta hasta en un 14 % y la productividad por empleado entre un 6 y un 9 %. De forma similar, la motivación aumenta y los índices de absentismo y rotación disminuyen.

 

5 pasos para fomentar el bienestar en el trabajo a través del deporte

 

Segundo error: No apoyar y fomentar el deporte

Al no adaptarse a la rutina deportiva de los empleados 

La falta de tiempo es uno de los mayores obstáculos para que el deporte forme parte de la rutina diaria de los empleados. Introducir más flexibilidad en la jornada laboral puede ayudar a resolver este problema. Pero el deporte también se puede considerar fuera del horario de oficina: los empleados pueden preferir hacer ejercicio por las noches y los fines de semana. Por lo tanto, el proyecto de bienestar y deporte debe tener en cuenta la necesidad de dar la mayor libertad posible a los empleados. 

 

¡Los retos de United Heroes también se pueden llevar a cabo durante las vacaciones y tiempo libre! ¡Retos que formen parte de la vida de los empleados!

 

No invertir en apoyar la actividad de deportiva

Si hacer deporte significa sentirse incómodos durante el resto del día, los empleados se desmotivarán. El simple hecho de poder ducharse en las instalaciones anima a correr a la hora del almuerzo. En United Heroes hay duchas disponibles para quienes desean correr durante la hora del almuerzo.

 

No comunicar los beneficios del deporte

Unirse a un proyecto requiere obviamente una buena comunicación. Si bien puede que resulte fácil involucrar a las personas más jóvenes en un proyecto de deporte, se puede convencer a las personas mayores con argumentos sobre los beneficios de la actividad física (protección contra enfermedades cardiovasculares o reducción del riesgo de diabetes). También puede destacar los efectos beneficiosos del deporte en el medio ambiente, orientados a caminar distancias cortas y eligiendo el uso de la bicicleta sobre los viajes en coche.



Tercer error: Subestimar las normas

Desatender la seguridad de los empleados

En teoría, las empresas pueden considerarse responsables en caso de accidente cuando se practica deporte en el lugar de trabajo, aunque esta responsabilidad esté limitada por la ley. La empresa tiene una obligación en cuestión de medios, y no de resultados.

 

Por tanto, su deber es la prevención de riesgos. Se considera que la persona desempeña un papel activo al practicar deporte y, por tanto, al garantizar su propia seguridad. La empresa debe demostrar que se han implementado todos los medios para prevenir y limitar los riesgos.

 

Las instalaciones deportivas deberán estar aseguradas

Las instalaciones deportivas de la empresa deberán estar aseguradas. La empresa debe garantizar que cumple los requisitos legales en materia de seguridad de sus instalaciones deportivas.

 

Si la empresa invierte en instalaciones deportivas, debe garantizar que cumple con los requisitos legales de seguridad. Esto incluye declarar los equipos deportivos a la administración competente, contratar seguros y mostrar información de emergencia. 

 

Si tu objetivo de unir a tus equipos en torno a valores compartidos, el mayor error sería no poner en marcha un programa de bienestar y deporte. Demuestre el valor de diferenciarse e impulsar tu marca de empleador así como la calidad de vida en el trabajo de tus empleados impulsando un proyecto para cuidar de ellos.

 

Ahora ya sabes cómo evitar estos errores, lo único que tiene que hacer es echar un vistazo a nuestro programa para desplegar tu programa de bienestar y deporte.

¡Anímate!